¡Ley de Startups! ¡Ya la tienes aquí!

Suma incentivos y resta impuestos

La espera ha durado cinco meses, desde que el gobierno aprobó el anteproyecto de la Ley de fomento del ecosistema de empresas emergentes, más conocida como Ley de Startups, en los calores del mes julio. Es el viernes, 10 de diciembre de 2021, la fecha elegida para que el Consejo de Ministros apruebe esta ley. 


Los tres objetivos que articulan la Ley de Startups van de la mano de la recuperación económica de España:


1 – Impulsar el crecimiento del empleo y de la economía española.

2 – Apoyar a las empresas de rápido crecimiento y de base tecnológica.

3 – Traer talento e inversión al territorio nacional.


Los augurios que acompañan son positivos: el aumento de la inversión, el auge del emprendimiento y el aprovechamiento positivo del trabajo desempeñado por las personas nómadas digitales.

¿Qué está pasando con el emprendimiento?


Esta Ley de Startups es una de las reformas que el gobierno español prometió a Europa que aplicaría dentro del Plan de Recuperación, Transferencia y Resiliencia.


Si perteneces al ecosistema emprendedor español, estás de suerte, porque desde el gobierno se está apostando por impulsarlo. Por este motivo:


1 – Ley Crea y Crece (aprobada ya por el congreso)

2 – Ley de Startups

3 – Reforma de la Ley Concursal


Dentro del Plan de Recuperación del gobierno que incluye medidas como los Fondos ICO Next Tech, la línea de ENISA para empresas dirigidas por mujeres.

12 de las ventajas de la Ley escritas sobre el papel


Beneficios en esta ley haberlos ahílos, entre ellos:


1 – Reducción del impuesto de sociedades del 25 al 15% (durante un período máximo de cuatro años).


2 – Aumento de la base de deducción por inversión a 100.000 euros anuales.


3 – Elimina tres años de cotización doble a la Seguridad Social en caso de pluriactividad.


4 – Reducción del tipo impositivo del impuesto de sociedades y del impuesto de renta de no residentes al 15% en los cuatro primeros años de ejercicio desde que la base imponible sea positiva.


5 – Facilitación de los stock options (u opciones sobre las acciones) libres de impuestos, como forma de retribución.


6 – Aumento de la base máxima de deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación a 100.000 euros al año.


7 – El tipo de deducción sube hasta el 40%.


8 – Consideración de startup de tres a cinco años (o a siete para empresas de determinados sectores como biotecnología, energías renovables, etc.).


9 – Acceso a un visado personal y para familiares de hasta cinco años de duración.


10 – Posibilidad de realizar las gestiones mediante el NIF (sin necesidad de estar en posesión del NIE).


11 – Constitución digital ágil, solo te llevará entre seis horas y cinco días, dependiendo de si optas por estatutos tipo o personalizados.


12 – Se define la figura de la persona emprendedora en serie que es aquella que puede beneficiarse de la condición de startup hasta en tres de sus proyectos de manera continuada.



Ventajas, no están todas las que son, pero sí son todas las que están.

¿Sabes si te afecta esta ley?


Esta ley te impacta si…


Tu empresa es emergente.

Tiene una antigüedad de menos de cinco años.

Tu factura es inferior a los 5.000.000 de euros.

Es innovadora y con base tecnológica.

No ha cotizado ni distribuido dividendos.


¡Que no se te pase ningún requisito por alto!


¿Cómo puedes gestionar todo esto?


Para no marearte con los trámites para declarar el carácter innovador de tu empresa o para poder optar a los beneficios que especifica la ley, puedes recurrir a la ventanilla única ENISA, Empresa Nacional de Innovación SME.


Si lo necesitas, también cuentas con dos tipos de puntos de información:


Puntos de atención a la empresa (PAE)

Oficina nacional de empresas (ONE)


Y, como no podía ser de otra manera, también tendrás a tu disposición un portal web, editado en español e inglés, que incluirá contenidos de interés relacionados con las startups.


¿Cuándo estará todo disponible?


Si todo va bien, esta ley entrará en vigor en el verano del 2022.


¡Lo que se avecina!


Próximamente se abrirá el Fondo NextTech, que contará con 4000 millones de euros para ser invertidos en empresas tecnológicas españolas.


Además, se activarán sandbox regulatorios que permitirán probar, durante un período de tiempo limitado, las innovaciones tecnológicas para evaluar su utilidad, su viabilidad y su impacto, y todo ello en entornos seguros.


¿Te acoges a la Ley de Startups?